Muchos nos hemos enfrentado al escenario de tener deudas y no tener la solvencia económica inmediata para solventarlas a tiempo, sin embargo, qué tan conveniente es solicitar un crédito personal para pagar otro?

A cualquiera le puede pasar de quedarse sin dinero por gastos inesperados o emergencias improvistas, mas aún cuando no hay orden en tus finanzas y usas el crédito constantemente sin planear cómo lo vas a pagar.

Cuando llegas al punto donde no puedes sobrellevar tus deudas y darles una solución pronta, qué es lo primero que haces para pagar tus obligaciones?

La primera opción sería utilizar tus ahorros para saldar la mayor parte de tus deudas, pero sino cuentas con ahorros, qué pasa?

La opción más rápida y fácil sería la de solicitar un nuevo crédito, o bien, hacer un adelanto de efectivo de tu tarjeta de crédito para saldar dichas deudas, esto tomando en cuenta que tengas un buen crédito y tu banco te financie un poco más.

Qué efecto tendría esto en tus finanzas?

Seguir cavando huecos

Tomemos de ejemplo que tienes un patio enorme en la terraza de tu casa, y abres un hueco para tener tierra para plantar una planta en otro lado. Haces el hueco pero la planta nunca florece. Ahora tienes un hueco en el patio de tu casa y hace que se vea feo, por tanto decides cavar otro hueco en otro lado del patio para rellenar el anterior y así sucesivamente hasta que tienes gran cantidad de huecos en todo tu patio, todos rellenos por la mitad, pero te sigue faltando tierra para poder cerrarlos por completo.

Lo mismo sucede con tu crédito cuando solicitas uno para pagar otro, sigues cavando huecos que no sólo limita tus gastos diarios, sino arruinan terriblemente tu historial crediticio y dejan tus finanzas en muy mal estado para tu futuro.

Te parecería justo para vos mismo perder la oportunidad de solicitar financiamiento para una casa, o incluso tener que hipotecarla para poder sobrellevar tus deudas?

Cuando pagás un crédito con otro estás adquiriendo nuevas deudas, sin tener en cuenta tus posibilidades de pago, osea, estás gastando más de lo que puedes pagar. El efecto inmediato es que terminas pagando todo mucho más caro, por temas de tasas de nterés y pones en riesgo tu salud financiera como antes lo mencionamos.

Qué hacer entonces?

Te damos algunas de las opciones más convenientes:

  • Refinanciá tu deuda.

El refinanciemiento de deudas consiste en “juntar” todas tus deudas dejando una sola con nuevas condiciones, incluyendo tasa de interés, cuota mensual y suficiente tiempo para cancelarla, así se te hará mucho más fácil de pagar.

Para refinanciar tus deudas necesitas acercarte a alguna entidad financiera, explicar tu situación y buscar la oferta que mejor se adapte a tus necesidades, esto parece muy sencillo pero nuestro mejor consejo es: COMPARA, no vaya a hacer que las condiciones no sean las más convenientes para tu situación.

TeCompara te ayuda a refinanciar tus deudas, entrá a nuestro comparador de créditos personales, elegí la opción de refinanciamiento de deudas y compará entre diferentes bancos, anímate a solicitarlo en línea, así evitas tediosas visitas a sucursales.

  • Ampliá el tiempo de tus deudas.

Esto implica hablar con los bancos con los cuales tenés deudas y explicar tu situación. Ellos te ayudarán con mayor flexibilidad en el plazo de cancelación de la deuda para así bajar la cuota mensual que actualmente pagas.

Porqué un banco haría esto? Porque a los bancos no les conviene que dejés de pagar, ellos están en la obligación de buscar mejores condiciones de pago para facilitar el pago de tu deuda.

  • Usar todos tus ingresos extra para saldar la deuda, o inclusive crear nuevos.

Esta parece ser la más obvia, sin embargo es para muchos la más difícil porque significa un gran esfuerzo de recortar gastos, lujos y compras innecesarias.

Decidite a poner fin a tus deudas, podés usar desde las bonificaciones, hasta el aguinaldo, para pagar tus deudas de manera rápida y responsable.

Hay muchas opciones para ganar dinero extra, ventas por catálogo, trabajos freelance, tutorías de matemáticas o inglés, sé creativo, y buscá saldar tus deudas, construí un mejor futuro financiero para vos y tu familia.

Esperamos que estos consejos hayan sido de gran ayuda para tomar la decisión correcta. Te invitamos a visitar nuestro blog, podrás encontrar más consejos que ayudarán tus finanzas personales

Hasta la próxima!