El sueño de muchas personas es poder tener su casa propia. El tener un techo sobre tu cabeza nos brinda seguridad y tranquilidad, y representa un patrimonio importante para el futuro, sin embargo, una inversión tan importante requiere de planeación e investigación anticipada para poder tomar una decisión financiera responsable.

El comparar opciones de préstamos hipotecarios te va a dar la ventaja de conocer la mejor opción de crédito para vos: el monto de la cuota mensual que puedes cancelar, la mejor tasa de interés, las mejores condiciones de pago: si la tasa es variable, fija o mixta, los seguros con los que debes contar pero también la cuota inicial o prima más baja.

Los porcentajes a financiar varían, sin embargo, en su gran mayoría no sobrepasa el 80% del valor de la casa, por tanto, para aplicar para un préstamo hipotecario debes de contar con la prima inicial.

La cuota inicial o prima es por lo general la cuota que se debe de pagar de “enganche” para garantizar la compra, y es también utilizada por las entidades financieras para comprobar la capacidad de pago y endeudamiento de una persona para adquirir y pagar un crédito.

Pero cuál es el error al tratar de conseguir esta prima inicial?

Te explicamos. Entre más alta sea la prima inicial que pagas a la hora de solicitar el crédito, más bajas serán las cuotas mensuales, pero muchas personas recurren a otro crédito para poder cancelar esta cuota inicial. Pero, qué tiene esto de perjudicial?

Al solicitar un primer crédito para cubrir la cuota inicial, sube tu nivel de endeudamiento, por tanto se disminuye el monto total del crédito hipotecario que puedes solicitar. También, debes cubrir no sólo un préstamo, y cuota mensual sino dos, tienes la capacidad? Al tener doble obligación cabe la posibilidad de que alguno de los créditos se te salga de las manos.

Ahorre la prima

Planificar su proyecto de vivienda a mediano plazo es definitivamente la mejor opción, es decir, ahorrar durante algunos años hasta alcanzar la cuota inicial para no aumentar su nivel de endeudamiento. Serán algunos años de esfuerzo, sin embargo fortalecerá la costumbre del ahorro antes de hacer una inversión tan importante, por tanto podrá calcular la cuota exacta que puede financiar a futuro sin comprometer sus gastos mensuales como estudios, gastos médicos, pago de servicios, alimentación, etc.

También, al evitar subir el nivel de endeudamiento, podrá contar con un monto mayor para la construcción de su casa que es una inversión a futuro más inteligente que cubrir una cuota inicial no crees?

Tips de ahorro para cubrir la prima inicial

Si ya estás decidido a comprar casa, te facilitamos algunos tips para ahorrar con eficacia esa cuota inicial que necesitas para hacer tu sueño de vivienda realidad:

  • Establecé un presupuesto mensual. Revisá y evalúa tus ingresos versus tus egresos, cuánto recibes, cuánto gastás y cuánto ahorrás.
  • Proponte metas de ahorro realistas, especialmente si no estás acostumbrado a ahorrar. Empezá con montos un poco más fáciles de alcanzar.
  • Cancelá tus deudas pronto. Si tenés créditos por cancelar tratá de realizar abonos extraordinarios para salir de esta obligación más rápido y así asignar ese monto a ahorrar y no a pagar créditos.
  • No solicités más créditos. Si la compra de tu casa es prioridad, evitá cualquier tipo de deuda, por más pequeñas que sean, tené presente que la compra de vivienda es una excelente inversión para tu futuro, por tanto necesita de todo tu esfuerzo y enfoque, pensá que solicitar otro crédito en este momento te aleja de tu sueño.
  • Compará. No te apresurés en aceptar la primera entidad bancaria que te apruebe un crédito hipotecario, buscá, investigá, hacé tu tarea. TeCompara te facilita comparar créditos hipotecarios de diferentes entidades financieras desde la comodidad de tu hogar, hacélo con calma, pues un punto de porcentaje más o menos en tu préstamo puede significar un gran ahorro a futuro.

Ahorrar con una meta en mente es mucho más fácil y se tiene mejor voluntad para hacerlo. Enfócate en este objetivo y mantente motivado. Un ejercicio genial es tener la imagen de los planos o la casa que deseas comprar a la vista como recordatorio.

Espero te hayamos ayudado en una toma de decisión financiera responsable, seguínos en nuestro Facebook y visita nuestro blog para más consejos sobre cómo mejorar tus finanzas personales.