No cabe duda que una de las recompensas más satisfactorias que nos puede brindar nuestro trabajo es llegar a comprar nuestro primer carro de agencia.

Es toda una experiencia visitar las agencias de autos probando, comparando y analizando cuál auto es el indicado, y saber que al final del día te vas a llevar uno de ellos, cero kilómetros, con todas las extras que vos mismo elegiste.

Pero no todo puede ser tan sencillo, debemos también considerar todos los gastos reales en los que podemos incurrir aparte de la cuota mensual del crédito, te invitamos a continuar leyendo sobre algunos consejos que puedes seguir para sacar provecho de tu elección y ahorrarte dinero y muchos dolores de cabeza futuros.

Pensando en cómo ayudarte, TeCompara.com te brinda los siguiente consejos:

  1. Inicia la búsqueda desde tu hogar. Hoy en día podés encontrar muchas herramientas online con las que puedes ayudarte a encontrar información sobre modelos disponibles por marca de auto, puedes comparar modelos, precios y estilos. Haz tu tarea antes de ir a visitar agencias o asistir a una expo, así evitarás decisiones precipitadas o ser parte de una estrategia de ventas de un vendedor talentoso.
  1. Cuando tengas en mente un tipo de carro, por ejemplo, sedan con un cilindraje no mayor a 1800cc, con un precio entre x y x, dedícate a buscar “reviews online” de algunos de los modelos que te han gustado. Si no encuentras esta información en Costa Rica, usa otros países vecinos de referencia, al final la casa matriz es la misma.
  1. Estudia muy cuidadosamente los costos de mantenimiento. No importa la marca, hay modelos de precios muy parecidos que tienen costos de mantenimiento muy diferentes, esto va a afectar tu economía a corto y mediano plazo, averiguá estos costos antes.
  1. Tomá muy en cuenta la depreciación del modelo que vas a elegir. Si sos de los que cambiás el carro cada 3 años, este número es de vital importancia al elegir un auto nuevo. Podés elegir un auto de menor valor pero si tiene una depreciación alta valdría la pena entonces compararlo con un auto de mayor valor, pero con una depreciación mucho menor.
  1. Averigua el costo del seguro. Muchos de nosotros hemos pasado por alto el costo del seguro obligatorio requisito para cualquier crédito prendario y sólo calculamos la cuota mensual basado en el valor del vehículo. Vale la pena comparar precios de seguros por modelo, podrías encontrar grandes diferencias.

#Tip TeCompara: Averigua también el costo del seguro por medio del banco que te financia y el costo del mismo seguro si es adquirido separadamente, a veces es más barato por medio de bancos, y así justificarías utilizar todo el tiempo concedido para la liquidación del crédito.

  1. Compará las bonificaciones o regalías que te dan las agencias. Pedílo por escrito para poder negociar condiciones similares con otras agencias.
  1. Deja claro el precio final por escrito, y que te incluyan color, equipamiento, accesorios, gastos administrativos, regalías, etc
  1. Si tu auto usado es de la misma marca que el nuevo que deseas adquirir, probablemente la agencia te lo reciba mejor valorado que si te lo recibe otra agencia. Utiliza herramientas como crautos para saber el valor real de tu auto usado y si no te lo reciben por un valor similar, es mejor que lo trates de vender particularmente.
  1. Pon atención a los gastos extra. Preguntá en la agencia sobre los gastos   administrativos, seguros obligatorios, o cualquier otro tipo de gasto extra para estar seguro de que no vas a terminar pagando mucho más de lo que te están ofreciendo.
  1. Cuando busques financiamiento para tu vehículo no estás obligado a hacerlo con la entidad bancaria que te recomienda la agencia. En TeCompara.com podés comparar entre las diferentes opciones de créditos para auto que existen en Costa Rica para así solicitar el que mejor se adapte a tus necesidades. Comparar opciones de financiamiento es tan importante como comparar las opciones de vehículo.

No te olvides de tomarte tu tiempo para analizar toda esta información, comparar y tomar una decisión responsable, no basés tu decisión por cómo se ve, sino por el que te ofrece mejores beneficios a futuro.

Esperamos haberte ayudado en tu decisión, y te invitamos a leer más sobre nuestros consejos para mejorar tus finanzas personales. Visitá nuestro blog o seguínos en Facebook.